Lo que le respondería Einstein a estoloarreglamosentretodos.org

La campaña publicitaria estoloarreglamosentretodos.org tiene un alto componente de optimismo narcotizante “buenrollito” está promovida por la Fundación Confianza, un organismo que agrupa a un selecto grupo de las grandes empresas españolas, con una importante participación del sector financiero y  tiene como objetivo pretender “elevar” la moral de los ciudadanos de este país. Eso si, sin el mínimo indicio de autocrítica.
Un mensaje patrocinado por  empresas que contribuyeron a la burbuja inmobiliaria, empresas que tienen como política expulsar del mercado del trabajo a sus empleados mayores de 52 años –alguna con 48 años-, empresas que su único slogan es “consumid,  consumid malditos”. Un ejercicio de hipocresía en un momento en que se le está cargando en las espalda de los ciudadanos las responsabilidades y las incompetencias del poder económico de estos últimos años.

A Albert Einstein se le atribuye la siguiente reflexión y, si estuviera entre nosotros, con toda probabilidad su respuesta sería:
No pretendamos que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos.
La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar «superado«.
Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.
El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.
Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.
Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro.
Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.
Mucho más coherente y realista la contracampaña “Esto deberían arreglarlo los que lo jodieron” en estos momentos, en Facebook son cerca de 50.000 ciudadanos expresando su rabia y críticas. Porque la realidad es que hay que asumir la crisis para transformar todo lo que no funciona.
Imprimir artículo

Comentarios